25 marzo, 2020

Manuel García

La válvula de 4 vías es un elemento diferenciador de una bomba de calor reversible y permite que un equipo de compresión mecánica pueda funcionar en modo calefacción o en modo refrigeración.

Su misión es invertir la circulación del refrigerante dentro del circuito frigorífico, de tal forma, que lo que la batería que funcionaba como condensador pase a funcionar como evaporador y la batería que funcionaba como evaporador pase a funcionar como condensador. En la siguiente fotografía se aprecia este dispositivo frigorífico con cada una de sus vías identificadas.

Fotografía. Válvula de 4 vías

Cada vía de la válvula debe ir conectada a un elemento específico del circuito, tomando como referencia la fotografía anterior:

  • Vía A: conectada a la descarga del compresor.
  • Vía B: conectada a la aspiración del compresor.
  • Vía C: conectada a la batería I.
  • Vía D: conectada a la batería II.

Para entender el funcionamiento de la válvula de 4 vías nos iremos al ejemplo concreto de una máquina doméstica con una batería interior instalada en la vivienda y una batería exterior instalada en la terraza. Cuando la batería interior funcione como evaporador estamos operando en modo refrigeración (robamos calor del ambiente)  y cuando funciones como condensador estamos operando en modo calefacción (cedemos calor al ambiente).

La válvula de 4 vías nos permite seleccionar a que batería llevar la descarga del compresor tal y como se aprecia en las siguientes figuras:

Modo refrigeración: La descarga del compresor nos la llevamos a la batería exterior.

Batería exterior: Funciona como condensador.

                Batería interior: Funciona como evaporador.

Figura. Modo refrigeración

Modo calefacción: La descarga del compresor nos la llevamos a la batería exterior.

                Batería exterior: Funciona como evaporador.

                Batería interior: Funciona como condensador.

Figura. Modo calefacción